Alcoholemia: récord de secuestros y excusas insólitas en los controles de Año Nuevo

Hubo varios operativos en Resistencia, en lugares clave del microcentro y en inmediaciones de locales bailables y clubes en los que se ofrecieron espectáculos públicos con motivo del inicio de 2017.

8259
Una maniobra de fuga fue abortada por el personal municipal y policías.

El calor y la algarabía de la celebración del Año Nuevo parecen haber incentivado el consumo de bebidas alcohólicas, tanto en motociclistas como en automovilistas. Los vehículos secuestrados en los controles dispuestos por la Municipalidad con el apoyo de la Policía, se contaban por decenas.

Sólo en el puesto instalado en Güemes e Yrigoyen se secuestraron más de 60 motos y unos 40 automóviles.

La infracción más reiterada fue conducir en estado de ebriedad, aunque también hubo falta de la documentación exigida para circular o la falta de casco entre los motociclistas.

Las fugas e intentos fallidos de fuga tuvieron un capítulo importante en el transcurso del operativo.

El más destacado fue el de un Citroen C3, conducido por un joven en compañía de una señorita. El muchacho no divisó el control sino recién cuando ya era demasiado tarde.

No obstante, decidió sortearlo regresando por donde había venido. Con esa intención, realizó una maniobra peligrosa en Güemes al 50, para retornar a contramano y darse a la fuga.

Los policías, inspectores y agentes de la Guardia Comunitaria advirtieron la maniobra y rápidamente rodearon el vehículo.

Resignado, el conductor abordó el plan de fuga y, en cambio, ofreció una excusa: dijo que la joven que lo acompañaba se descompuso sorpresivamente y había decidido volver sobre sus pasos para llevarla urgentemente al médico.

Ante esta novedad, el personal de Tránsito le ofreció llamar una ambulancia; y en eso estaban cuando la chica, felizmente, tuvo una notable mejoría y se repuso con sólo recostarse un ratito en el auto mientras el muchacho cumplía el periplo que derivó en el acta de infracción correspondiente y el secuestro del auto.

El conductor dijo que escapaba raudamente porque la chica que estaba con él había sufrido una descompensación.
El conductor dijo que escapaba raudamente porque la chica que estaba con él había sufrido una descompensación.

Comentarios

comentarios