¿Aída deja el gustavismo y se va con Coqui?

1001
La radical Aída Ayala fue la única diputada nacional opositora que respondió al llamado de Jorge Capitanich.

La diputada nacional radical Aída Ayala lleva un año y pico esquivando la cárcel, imputada en la causa Lavado 2. Por esa misma razón el radicalismo la esquiva a ella.

En 2019 quería ser candidata a intendente de Resistencia pero sus partidarios la dejaron afuera, no sólo de las listas, sino de todas las fotos. “Me proscribieron”, dijo.

Entonces, para despuntar el vicio, fue a “caminar” a su Posadas natal, y en Resistencia se la acusó de haber puesto las fichas en el candidato peronista Gustavo Martínez, que terminó ganando y asestándole la segunda derrota consecutiva a su antiguo pollo: “El Zorro” Leandro Zdero.

Ahora, fue la única opositora en la reunión convocada la semana pasada por el gobernador Jorge Capitanich, y compartió la mesa con los peronistas Lusila Masín, Elda Pértile, Aldo Leiva y Juan Mosqueda.

“Me puse a disposición para trabajar en conjunto para beneficio de todos los chaqueños”, dijo.

Entre Aída tildada últimamente de gustavista, y Mosqueda y Pértile tachados de macristas los últimos cuatro años, se está armando un lindo bloque.

Fuente | Pescado Podrido

 

Comentarios

comentarios