Adolescente violado por su suegra en el Provincias Unidas: podría haber más casos

Lo denunció la madre del jovencito. Dijo que la suegra, de 36 años, le compraba cosas a cambio de sexo. Asegura que los vecinos dan fe del caso y de que otros menores pasaron por la misma situación.

2495

Ruth Gauna Parodi, vecina del barrio Provincias Unidas, denunció que su hijo adolescente de 16 años fue abusado sexualmente al menos en ocho oportunidades a lo largo de cinco meses por una mujer de 36 años, madre de su novia, de 14.

La denuncia penal fue formalizada ante la Unidad de Asistencia a la Víctima (Unavi) por la madre del chico, que además es abogada, y ratificada ante la fiscal 10 Liliana Irala, que investiga el caso.

Ruth contó que advirtió en su hijo conductas extrañas, ya no salía de su cuarto y había abandonado casi todas las actividades que venía desarrollando. Al interrogarlo al respecto, él le contó lo que estaba atravesando, de los abusos y acoso y extorsión a los que era sometido por su suegra.

Según el relato, la mujer abusaba del muchacho desde abril pasado, cuando comenzó la relación con su hija, de 14 años.

Para convencerlo de que accediera a mantener relaciones sexuales con ella, le regalaba ropa, zapatillas, bebidas y hasta un teléfono celular, e incluso lo llevó de viaje al interior provincial e incluso a la ciudad paraguaya Encarnación, a lo que Ruth había accedido sin sospechar lo que ocurría.

El jovencito le contó a su madre que durante esos viajes también había sido abusado y que, al igual de lo que ocurría en la casa de su suegra en el Provincias Unidas, los hechos ocurrían en la habitación de su novia.

En el último tiempo, la mujer extorsionaba al chico con más dinero y regalos, hasta que él le advirtió que le contaría todo a su marido. Entonces ella le ofreció mil pesos mensuales para que conservara el secreto.

El jovencito víctima de los presuntos abusos ya prestó declaración con la asistencia del equipo interdisciplinario, teniendo en cuenta que es menor de edad. Y ahora la fiscal ordenó una serie de pericias psicológicas para determinar si los hechos existieron como los relata o fabula.

“Es un caso atípico porque el victimario es una mujer”, dijo el procurador general adjunto Sergio Fonteina, pero confió plenamente en que la fiscal Irala llegará al esclarecimiento.

Mientras, Ruth Gauna Parodi dijo que cuando el caso tomó estado público, comenzó a recibir llamados de los vecinos que ofrecen atestiguar en la causa y aseguran que el de su hijo no habría sido el único caso.

En coincidencia con la denuncia, la presunta abusadora que sólo fue identificada con las iniciales V.A.R., se mudó con su familia y ya no reside en el barrio Provincias Unidas.

 

 

 

Comentarios

comentarios