Adiós a Sargento, un perro callejero que “prestó servicio” en la Comisaría Undécima

La Policía informó a modo de tributo en su página web oficial sobre la muerte de un perro callejero apodado “Sargento”, que encontró lugar en una unidad policial hace 11 años.

522

“Este peludo era un perro callejero que por casualidad entró en la comisaría Undécima y hasta ayer fue un perro policía. Con tiernas vivencias y a la vez curiosas durante estos once años”, describe un artículo en el sitio oficial de prensa de la Policía del Chaco sobre “Sargento”, un perro que se aquerenció al lugar y al trajín de esa unidad policial.

“Son cientos los perros que viven en la calle y que en ocasiones se acercan a las dependencias o algún puesto policial alejado buscando afecto. Desgraciadamente, no todos tenemos las circunstancias para ayudarlos, pero sí hay muchas historias que dejan ver que aún hay personas con un buen corazón”, reza el artículo en primera persona, y sigue:

“Era un día cualquiera y atareado de tantas intervenciones policiales en el barrio Provincias Unidas, cuando Sargento llegó a la puerta de esa comisaría. Los policías que trabajaban allí lo vieron y dicen de él que estaba asustado, desnutrido y se notaba que necesitaba un poco de cariño.

Ese día, los chicos le dieron agua y comida. Los policías estaban encantados con él y nunca pensaron que un perro callejero que posiblemente había sido maltratado y/o abandonado pudiera ser tan amigable y cariñoso.

Por ello, al día siguiente los policías ya no lo dejaron marchar y lo adoptaron. Ahora, Sargento tiene el puesto de “perro supervisor de los relevos”, así le decían, ya que siempre formaba a la par de la guardia entrante. Mientras el personal policial patrullaba, el cuidaba muy bien de la comisaría, y así aliviaba las tensiones y el estrés de los que trabajan en ella.

De hecho, Sargento encontró un hogar maravilloso en el que recibió mucho cariño mientras duro su vida tuvo lo que necesito. Así lo afirman los policías de la Undécima”.

Comentarios

comentarios