El adiós a Maradona terminó en desastre: hinchas invadieron la Casa Rosada

2447
El operativo de seguridad fue completamente desbordado y los hinchas ingresaron por la fuerza a la Casa Rosada.

El último adiós a Diego Armando Maradona, el mayor astro de la historia del fútbol, en la Casa Rosada, terminó en un escándalo de violencia.

La convocatoria popular desbordó todos los controles desde primeras horas de la mañana y el clima se caldeando con el transcurso del tiempo y el arribo de organizaciones barrabravas de muchos equipos de diversas categorías.

A los empujones por ganar terreno en las colas para ingresar a la capilla ardiente se sumaron enfrentamientos francos entre barras y con la Policía.

Pero todo se complicó aún más cuando circuló el rumor de que la familia había decidido interrumpir el velatorio y trasladar los restos de Maradona al cementerio antes de lo planeado.

Los encargados de la seguridad cerraron las vallas para evitar que continuaran ingresando personas al dispositivo. Los fanáticos advirtieron la situación y comenzaron las corridas por llegar a la Rosada.

Finalmente, la Casa de Gobierno fue invadida por centenares de revoltosos que superaron los cordones policiales y provocaron desmanes en el interior.

Los enfrentamientos entre barras y policías se replicaron en las inmediaciones, varias cuadras a la redonda.

El Gobierno nacional culpó al de la Ciudad de Buenos Aires por los desmanes y éste le respondió que fue la Nación la encargada de la organización. “Si no organizábamos el velatorio todo hubiera sido mucho peor”, admitió el presidente Alberto Fernández.

 

Comentarios

comentarios