Acuña quiere la libertad de los policías de San Martín y habla de una interna

370
El jefe de la Policía del Chaco no se hace cargo de su responsabilidad sobre la conducta de sus subordinados.

El jefe de la Policía del Chaco: Ariel Acuña, dijo que hasta el momento no hay pruebas que comprometan a los 5 efectivos detenidos por el crimen de Josué´ Lago, ocurrido el último viernes en el barrio Los Silos, de General San Martín.

Así se adelantó a los resultados de las pericias instruidas por la fiscal en lo Penal Especial de Derechos Humanos, de Presidencia Roque Sáenz Peña: Silvia Sluzar, entre ellas el barrido electrónico practicado a los policías y el informe final de la autopsia del cuerpo de Lago.

Pero, además, dijo no entender por qué hay 5 detenidos si Lago fue asesinado de un solo disparo y ni siquiera se conoce aún el calibre del proyectil. Esto último, para él, es concluyente saber si se trata de un calibre 9 milímetros, descartando la posibilidad de que un policía utilizara un arma distinta a la reglamentaria.

Por eso, dijo que si no media prueba categórica, pedirá control jurisdiccional en la causa y la inmediata libertad de los detenidos. Mientras, la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia pugna por convertirse en querellante.

Al analizar los hechos de los últimos días, tras el asesinado de Lago, entrevistado en La Radio, Acuña dejó primero entrever y después apuntó directamente a una interna policial fogoneada por “quienes se fueron de la Policía por la ventana”, y el oportunismo de algunos sectores políticos, aunque no los identificó.

En ese marco encuadró el incendio en la casa de uno de los detenidos, ocurrido la noche del miércoles. “Nadie vio nada, y no fue en la casa, sino en un depósito a unos 15 metros de ésta”, dijo, y agregó que buscaron a los presuntos autores hasta bien entrada la madrugada pero “la calle estaba desierta”.

Comentarios

comentarios