Acueducto: el viaje de sus diputados al Vaticano impidió al PJ aprobar el financiamiento

El oficialismo quedó a merced de la oposición que exigió garantías para avanzar en el debate del financiamiento alternativo para continuar con el Segundo Acueducto interrumpido el año pasado. Sánchez confió en que finalmente sea aprobado la próxima sesión.

702
Así lució el recinto Deolindo Felipe Bittel. Varios diputados sumaron ausencias a las ya anunciadas por el viaje al Vaticano.

“La verdad es que esta semana el bloque estuvo bastante diezmado por este viaje de los diputados”, se lamentó Ricardo Sánchez en Radio Provincia del Chaco, al referirse a la ausencia de sus compañeros Beatriz Bogado, Mirta Tichy, Marita Fonseca, Roberto Bracone y el propio titular de la bancada: Hugo Sager, que se encuentran en el Vaticano, donde este miércoles asistieron a la audiencia pública del  papa Francisco en la Plaza de San Pedro.

La ausencia de cinco de sus integrantes, le impidió al bloque del Partido Justicialista avanzar con el proyecto para ampliar las gestiones de créditos, paralelamente al convenio con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) que permitan reactivar la obra del Segundo Acueducto del Interior interrumpida en 2015. Se trata de los fondos para la contrapartida provincial, que complemente el financiamiento mayoritario comprometido por la Nación.

“Había predisposición de ambas bancadas y parecía que todo estaba encaminado, pero ellos requirieron un par de dictámenes que no teníamos a la vista y por eso decidimos pasarlo al orden del día de la próxima sesión”, dijo Sánchez, resignado.

El legislador, el más antiguo referente del bloque oficialista, admitió que el viaje de los diputados a Europa fue inoportuno, pero se consoló al repasar que “se trata de un viaje que viene programándose desde hace varios meses”.

No obstante su comprensión, y aunque admitió que “para algunos puede ser muy importante ese momento”, relativizó el acontecimiento al considerar que “no fueron a una audiencia privada donde podrían mantener un diálogo con el Papa, sino a la audiencia pública donde el Papa pasa saludando y uno lo saluda y puede intercambiar unas palabras, pero nada más”.

Sánchez advirtió que la exigencia de garantías de parte de la oposición para la búsqueda de financiamiento por fuera del convenio con el BNDES, pero no los responsabilizó por el fracaso de la sesión a la que Cambiemos acudió casi en pleno, e impuso condiciones.

Aún notoriamente molesto, Sánchez apeló a su experiencia para atenuar el impacto de la gira de sus compañeros. “No creo que se caiga el mundo porque no tengamos la ley esta semana, porque seguramente la vamos a tener el año que viene. No se va a atrasar mucho más la obra del acueducto porque nos demoremos una semana más”, analizó, y calculó que “si todo sale bien, en la segunda quincena de enero podríamos estar reanudando la obra”.

 

 

 

Comentarios

comentarios