Absolvieron al carnicero que persiguió y mató a un ladrón en Zárate

El jurado popular compuesto por seis hombres y seis mujeres declaró a Daniel Oyarzún "no culpable" por unanimidad.

536
El Jurado respaldó unánimemente a "Billy" Oyarzún y no contempló la posibilidad de "exceso en la legítima defensa" expuesta por el fiscal.

El jurado popular compuesto por seis hombres y seis mujeres decidió absolver por unanimidad al carnicero Daniel Oyarzún, juzgado por matar a un ladrón en Zárate en el 2016 luego de haber sido asaltado en su carnicería.

La fiscalía había solicitado que fuera condenado por exceso en la legítima defensa, la querella había pedido el homicidio simple, y la defensa solicitó su absolución.

Después de tres audiencias y los alegatos finales, el jurado interpretó que hubo legítima defensa y que el carnicero no tuvo intención de matar al delincuente.

“Estoy contento porque se hizo justicia. Yo sabía que era inocente. Nunca dudé del resultado del veredicto”, dijo apenas culminó el juicio.

“Mi vida sigue criando a mi hija y laburando. Poder trabajar para recuperar mi carnicería, que es el sueño que tengo”, indicó el carnicero, y resaltó que le queda una “gran tristeza” luego del hecho que protagonizó. “Voy a laburar para tener lo mío, lo que he perdido”, agregó.

Apenas conocida la sentencia, a las 16.40, el carnicero rompió en llanto y se abrazó con su abogado y sus familiares más cercanos. Minutos después salió a la puerta de los tribunales de Campana para encontrarse con el resto de su familia y sus amigos, quienes estuvieron en la puerta desde las 9 de la mañana.

El 13 de septiembre de 2016 Braian González y Marcos Alteño asaltaron a Oyarzún armados con un revólver y efectuaron varios disparos para robarle 5 mil pesos. Cuando abandonaron el local el carnicero los persiguió y a tres cuadras los alcanzó.

Según su versión, los ladrones cayeron de la moto y él no logró evitar la colisión. El auto impactó contra una columna de alumbrado y González quedó atrapado. Fue auxiliado pero murió en el hospital.

Alteño fue condenado a 6 años y 8 meses de prisión. En su alegado, el defensor del carnicero: Ricardo Izquierdo, dijo que su cliente corría peligro porque el otro ladrón había organizado un plan para matarlo en la cárcel si terminaba condenado.

 

Comentarios

comentarios