Abrieron los sobres de la nueva licitación para la defensa del San Pedro Pescador

Después de cuatro años de la primera apertura de sobres, una constructora quebrada, un presupuesto 387 por ciento mayor, y una obra 119 metros menor, esta vez parece que va en serio.

339
Cinco constructoras interesadas presentaron sus ofertas para construir la costanera del barrio San Pedro Pescador.

El 7 de julio de 2015 el entonces gobernador Jorge Capitanich abrió los sobres de los tres oferentes de la licitación para la construcción de la defensa del barrio San Pedro Pescador, para evitar la erosión de la costa en la cabecera del puente interprovincial General Belgrano.

La obra había sido presupuestada en 140 millones de pesos e iba a ser financiada por la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, por lo que Capitanich agradeció especialmente  a la presidente de la Nación: Cristina Fernández, al ministro de Planificación Federal: Julio de Vido, al secretario de Obras Públicas: José López, y al subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Edgardo Bortolozzi.

En la oportunidad, ponderó que al fin iba a ejecutarse una obra esperada por 25 años. Pero los años siguieron pasando porque la defensa no se construyó.

En octubre de 2016, las promesas fueron un poco más allá: el gobernador Domingo Peppo firmó el contrato de inicio de obra con la constructora Performar SA, por 124.474.419 pesos. La defensa debía estar lista en 12 meses, pero no estuvo.

La compañía presentó el proyecto ejecutivo que fue observado por la Administración Provincial del Agua, y todo quedó ahí. El titular del organismo, Francisco Zisuela, dijo que tenía “algunos problemitas de papeles”.

El entonces ministro de Gobierno: Juan José Bergia, había culpado a la Nación por la demora, acusándola de no depositar los fondos, algo que ya había hecho la Provincia. Pero el problema no eran los fondos nacionales sino la situación financiera de la empresa a la que sus acreedores le embargaron las cuentas.

El contrato cayó y el Gobierno empezó una peregrinación para intentar recuperar el monto abonado. Finalmente las diferencias se saldaron a medias, pero no con dinero en efectivo sino con bienes.

Ante la demanda de los vecinos, la Provincia pensó en la posibilidad de adjudicar la obra directamente a la UTE que construye el Puerto Las Palmas, integrada por Norgav y San Pedro Fundaciones, pero desistió de la idea y convocó a una tercera licitación.

Este jueves, el gobernador Peppo encabezó otra apertura de sobres. Esta vez fueron cinco los oferentes para la obra que ahora tiene un plazo de ejecución de 14 meses y un presupuesto de 481 millones de pesos.

En medio de las idas y vueltas de los últimos tres años, mientras el presupuesto creció 387 por ciento, la obra se redujo y el tablestacado de la costa pasó de 699 a 580 metros.

 

 

 

Comentarios

comentarios