A 40 años del golpe de Estado: libertad a Milagro Sala

652

Por Marcela Verónica Acuña

A 40 años del 24 de marzo del 76, son muchas reflexiones que se me vienen a la mente, el recordar es pensar en una infancia lejana, donde el miedo, fue el factor que marco toda una época signada por ausencias y desencuentros. Pero donde la lucha por las ideas fue el factor fundamental que dejo una enseñanza que hoy pocos la llevan a la práctica.

Mi padre, con su ejemplo, llevando adelante el verdadero socialismo, por el que luchó y donde militó desde niño, nos dejó el legado que hoy no sólo los familiares lo tomamos, sino también generaciones que no lo conocieron, pero que lo van descubriendo en cada pared que levantan de manera colectiva, o en cada examen en el que salen bien, avanzando en el conocimiento por medio del Movimiento Socialista Emerenciano, que les da las herramientas para llevar adelante cada sueño planteado desde la base.

La lucha por los derechos humanos y la defensa de presos políticos hizo que lo detengan, no sólo en 1976, sino años anteriores cuando la Triple A regía a sangre y fuego en nuestro país. La visión democrática de defender a aquellos que estaban siendo perseguidos y detenidos por razones políticas lo llevo a tomar la bandera de la liberación no sólo de presos políticos sino de nuestra Patria, y el costo fue su cárcel, como también la estigmatización de los sectores del poder.

Nos dejó el ejemplo, él como muchos más que fueron los pioneros en materia de derechos humanos. Diarios de la época como Crisol y El Territorio dan un panorama de lo vivido en esos tiempos duros para nuestro país, pero que hoy indefectiblemente se debe recordar porque los responsables políticos de que hayan llegado los genocidas al poder del Estado en el 76, los que fueron a golpear los cuarteles para instaurar la dictadura genocida, actualmente están en el poder, y no solamente están entregando nuestro país a los buitres sino también tienen presa a nuestra compañera Milagro Sala, presa política por pensar diferente. De manera ejemplificadora, con su detención quieren dejar evidenciado que lo que hizo en favor de los pobres estuvo mal, que  eso no se hace, con el firme objetivo de disciplinarnos a los que luchamos todos los días por justicia social construyendo dignidad, organizando, transformando la realidad. La instauración del miedo a las organizaciones sociales es el objetivo primordial, demonizarnos, criminalizarnos es la consecuencia inmediata. La cárcel es el resultado.

Por eso no debemos olvidar y debemos saber bien quién es el enemigo, el mismo que hoy está endeudando nuestro país, robándole el futuro a nuestros hijos y nietos, el que tiene presa a Milagro Sala, y nos persigue y estigmatiza con el fin de lograr consenso social para después hacer lo mismo que hicieron los militares asesinos: tirarnos de los aviones vivos, torturarnos, y robarnos nuestros hijos, negándonos los derechos, todos, sin excepción, con el fin de destruirnos como militantes, pero sobre todo como personas humanas. Y ese enemigo es Mauricio Macri y sus aliados.

No olvidemos, no perdonemos, no nos reconciliemos, no negociemos la sangre y el dolor de nuestros compañeros y compañeras que lucharon por un país justo y solidario para todos y todas. En este 24 de marzo digamos más fuerte que nunca: “Libertad a Milagro Sala”. Basta de persecución a las organizaciones sociales. ¡Hasta la victoria siempre!”

 

Comentarios

comentarios