Judiciales rechazan las quitas en el pago de las sentencias: Esto es otro sopapo

Trabajadores interrumpieron la conferencia de prensa para manifestar su repudio. El juez Víctor Del Río describió como “maniobra extorsiva” pretender cobrarle el costo del crédito y aplicar quitas a quienes ganaron los juicios al Estado.

2895
El juez Víctor Del Río habló de "extorsión" y pidió razonabilidad al entender que es el Estado quien debe correr con el costo del crédito y que no se pueden aplicar quitas.

El Gobierno provincial anunció hoy en conferencia de prensa la modalidad de pago de las sentencias favorables los trabajadores judiciales en juicios contra el Estado por haber sido marginados de una recomposición salarial por el Superior Tribunal de Justicia en 1991.

El secretario general de Gobierno, Horacio Rey; el ministro de Hacienda y Finanzas, Cristian Ocampo; el secretario de la Fiscalía de Estado, Fernando Ford; y el presidente del bloque de diputados del PJ, Hugo Sager, destacaron la vocación política y la solución encontrada por la gestión encabezada por Domingo Peppo, pero la conferencia fue interrumpida por el enojo de los trabajadores judiciales que se alteraron cuando se anunció que se les descontaría el costo del crédito y que, además, quienes pretendan cobrar inmediatamente sufrirán una “quita”.

“¿Cuánto es lo que van a perder los que pretendan cobrar en una sola cuota?”, preguntó el periodista Gustavo Portillo, algo que parece haber molestado a los funcionarios que intentaron explicar que “no es una pérdida sino una quita”, y que “es lo mismo que haría cualquier banco cuando uno pide un crédito y pretende un desembolso anticipado”.

Trabajadores que asistieron a la conferencia refutaron las expresiones de Ford, que había dado las explicaciones, y remarcaron que “no puede considerarse pago anticipado a una sentencia de un juicio de 25 años”.  Tras este entredicho, se puso fin a la conferencia.

El juez Víctor Del Río, uno de los demandantes beneficiados por sentencia judicial, consideró “una locura” pretender que quienes ganaron los juicios paguen el crédito. Y aunque prefirió interiorizarse más profundamente sobre el tema, dijo opinó que se pretende reducir extorsivamente los montos de las sentencias para finalmente quedarse con los fondos de los créditos tomados expresamente para hacer frente a esta deuda.

“Nunca pensamos que sería un sopapo tan grande. Esperábamos que podamos sentarnos a discutir seriamente y haya razonabilidad”, dijo en La Radio, y añadió: “Yo, como otros, podemos resistir y acudir una vez más a las vías legales, pero hay trabajadores que están en una situación desfavorables y podrían terminar aceptando migajas. Lamentablemente, esto terminará siendo una extorsión”, insistió visiblemente disgustado.

 

Comentarios

comentarios