Holdouts: el PJ chaqueño mandó a votar en contra pero nadie sabe qué pasará

Los legisladores justicialistas tienen el mandato, firmado por Capitanich, de no aceptar el acuerdo con los fondos buitres, pero dicen que "más de uno" no comparte la idea. 

600
La orden partidaria podría acelerar la interna entre Peppo y Capitanich.

El Consejo Provincial del PJ resolvió dar mandato a los legisladores nacionales de votar negativamente la derogación de la Ley Cerrojo y de Pago Soberano que el Gobierno Nacional demanda para hacer efectivo el acuerdo con los holdouts a través del proyecto de “Ley de normalización de la deuda pública y acceso al crédito público” que este viernes comenzó a discutirse en el Congreso.

El mandato de ir contra el plan del Gobierno nacional para cancelar la deuda con los holdouts podría generar más asperezas en el seno del justicialismo chaqueño. Todos miran a Martínez Campos pero hay quienes dicen que no será el único que hará oídos sordos. Paralelamente, no hay dudas de que la situación es más que incómoda para el gobernador Domingo Peppo, interesado en mantener buenas relaciones con la Nación.

El Gobierno pretende emitir bonos para pagar a los fondos que no entraron a los canjes de deuda de 2005 y 2010. “No resulta posible que un juez de Nueva York ordene al país que deba derogar una ley para que se llegue a un acuerdo, ya que ello afecta la soberanía popular y la división de poderes, principios fundamentales de la República, que consideramos aparte que la oferta realizada resulta mala para el país debido a que se aceptaron todas las condiciones que nos impusieron los holdouts, ya que el país se encuentra en una situación que no resulta precaria respecto de sus finanzas, y que comprometen, sin lugar a dudas, a las generaciones futuras”, destaca el escrito alentado por Jorge Capitanich en su carácter de presidente del partido.

“La reunión llevada a cabo el 2 de marzo del 2016 en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña aprobó por unanimidad la decisión de dar mandato a los legisladores nacionales para que adopten una posición de defensa de los intereses de la mayoría del pueblo argentino votando negativamente la iniciativa del gobierno nacional, por lo cual”, dice el instructivo en sus fundamentos.

A pesar de la taxativa voluntad partidaria expresada en el documento, nadie se atreve a aseverar que los legisladores actuarán en ese sentido y, aunque sólo dan por díscolo al diputado Gustavo Martínez Campos, que ya abandonó el Frente para la Victoria e integra un sector más diplomático en sus relaciones con el oficialismo, se cree que algún otro legislador podría dar la sorpresa desconociendo el mandato del Congreso partidario. Por su parte, el senador Eduardo Aguilar, exministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia durante la gobernación de Capitanich, analiza y pondera en el mismo tono las posturas del oficialismo y la oposición.

Comentarios

comentarios